Dispositivos bajo la piel para pagos y abrir puertas

por | 30 Jul, 2020 | No Tics | 0 Comentarios

Una compañía sueca vende cada mes cerca de 1.000 terminales NFC que se integran al cuerpo.

En Suecia unas 5.000 personas llevan en su mano implantado un dispositivo que utilizan en su día a día para montar en el tren, entrar en sus oficinas de trabajo o en el gimnasio, sacar fotocopias e incluso comprar aperitivos en máquinas expendedoras. El desarrollo también podría aplicarse en el futuro en el ámbito de la telemedicina, cuya importancia ha quedado de manifiesto con la pandemia.

“Hemos pasado de tener ordenadores muy grandes a móviles y wearables. El siguiente paso es un dispositivo implantable del tamaño de un grano de arroz”, explica Juanjo Tara, cofundador y CTO de Dsruptive. Esta compañía sueca vende cada mes cerca de 1.000 dispositivos NFC que se integran al cuerpo.

En el primer trimestre de 2020 ha enviado 1.000 unidades a Estados Unidos, 500 a Japón y 500 a Inglaterra. Tara, almeriense de 35 años, calcula que unas 50.000 personas en el mundo pueden tener un implante de este tipo. “Solo vendemos a empresas que después crean sus propios desarrollos para utilizarlos. No sabemos hasta qué punto los están implantando”.

El procedimiento para implantar el dispositivo es muy similar a hacer una perforación corporal. Hay entrada y salida de la aguja y se deja una joya decorativa. En este caso se mete el dispositivo y queda dentro cuando se saca la aguja. Es una incisión pequeña que se cierra por sí sola y no es nada peligrosa, como si te sacan sangre.

Instalar un dispositivo wearable en el cuerpo permite la reducción de interacciones entre humano y máquina. Esto es brutal porque podemos acortar tiempos que utilizamos en acciones muy repetitivas en el día a día como abrir puertas o pagar.

Existen otras compañías como Dangerous Things o Biohax que exploran las posibilidades de estos implantes. El de Dsruptive se usa principalmente en tres ámbitos: para viajar en diferentes medios de transporte, en accesos a recintos y como medio de almacenamiento de información privada.

Pero en un contexto en el que se paga, se viaja y se guarda todo tipo de información con el móvil, ¿hasta qué punto tiene sentido implantarse este invento? “Imagina que viajas a un país que no conoces, te quedas sin batería y tienes que pagar. También es muy útil que guardes tu identificación o datos importantes para casos de emergencia. Al no necesitar batería, pasa a convertirse en tu salvavidas de información”, argumenta Nielsen.

En el ámbito médico, sus creadores auguran que en un futuro se podrá utilizar para buscar la causa de por qué una persona está nerviosa o cuál es la razón de que le haya subido la temperatura. “Para hacerte una prueba tienes que ir a un lugar concreto en un momento concreto [algo que puede resultar imposible en una situación como la de la actual pandemia].

Queremos crear propuestas médicas implantables y que lleves contigo un pequeño laboratorio para monitorizar tu salud”, concluye Tara.

Los principales clientes de Dsruptive, según Tara, están en “sociedades maduras digitalmente” como Japón, EE UU, Inglaterra y Suecia. En este último país, están asociados con la compañía ferroviaria SJ.

0 comentarios

Enviar un comentario




Otras categorías

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Te enviaremos las noticias mas importantes del mundo IT

Muchas Gracias!

Pin It on Pinterest

Share This